acting lab horizontal

Recibe las noticias en tu correo:

Despertando la montaña: Las pinturas falsas de Rothko y Pollock de Ann Freedman

abril 10, 2021

Cristóbal Torres | @Lanzaddt

Made You Look: A True Story About Fake Art es un documental de 2020 dirigido por Barry Avrich, un cineasta de larguísimo aliento con muchísimos trabajos a cuestas que datan desde finales del ochenta. En esta ocasión decidió narrar la historia de la galería Knoedler y la venta de obras falsas adjudicadas a Jackson Pollock y Mark Rothko.

 

La historia se basa en entrevistas a los protagonistas, abarcando ambos lados de la historia. Inicia con el testimonio de Ann Freedman, quien fue la encargada de dirigir la galería y realizar la transacción de las obras.

 

Su testimonio resulta vital pues es interesante cómo se lava las manos, justifica la venta de dichas piezas aun cuando todas las pruebas apuntan a que se trataban de falsificaciones; jamás se cuelga el rol de víctima y en muchos pasajes demuestra ser una persona de acero sin darle el gusto a la gente de verla sufrir.

 

Vemos también una entrevista con Domenico De Sole y su esposa, Eleanore De Sole, quienes soltaron la bomba y desafiaron a Freedman en los tribunales, todo para que al final se terminara apagando todo con un arreglo fuera de los mismos.

 

El documental sigue una narración lineal, agregando poco a poco a los protagonistas y demostrando lo frágil que es la veracidad en el mundo del arte. Son tantos los millones de dólares que se manejan en dicho mercado, que una búsqueda por la autenticidad resulta un verdadero balazo en el pie.

 

Muchas de las piezas falsas que vendió Freedman contaban con el visto bueno de especialistas e instituciones que en el mismo documental reconocen su error, dándole un poco de razón a la misma galerista, desvaneciendo los matices entre víctimas y victimarios.

 

Aun cuando consigue una lista muy completa de entrevistados, le faltó una de las más importantes: Glafira Rosales, mediadora que entregaba las piezas a Freedman. No aparece en el documental, aun cuando dan a conocer al final que trabaja como mesera en un restaurante.

 

Sin embargo, el testimonio que sí presentan es el de José Carlos Bergantiños, comerciante de arte y pareja de Rosales cuando se vendieron las pinturas falsas. Tan pronto estalló la bomba, el señor voló a su natal España donde se volvió a asentar. Con una labia propia de los más aviesos y venturosos hombres de negocios, el señor alega que quiso regresar a su lugar natal, negando rotundamente que en realidad quiso huir de la ley.

 

Lo más interesante es que, aun después de todo lo sucedido, Ann Freedman abrió una nueva galería. Aunque no ahondan mucho en el concepto, el documental sí consigue plasmar la ironía que eso significa y deja en evidencia cómo en tiempos actuales el arte no posee un valor intrínseco, sino que lo mueve la mano invisible del libre mercado.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

Bootyful

petfilmfestivalC

acting lab cuadrado