booyah horizontal

Recibe las noticias en tu correo:

Despertando la montaña: El Agente Topo, joya del cine documental latinoamericano

mayo 23, 2021

Cristóbal Torres | @Lanzaddt

El Agente Topo es un documental chileno dirigido por Maite Alberdi, una de las documentalistas más importantes que hoy en día tiene Latinoamérica; tiene una historia muy rica en el género documental de su país. En 2016 realizó Los Niños, que se presentó en las pantallas de Ambulante un año más tarde; y en 2019 dio un seminario en la 14 edición de DocsMX.

 

A pesar de estar lejos de ser una improvisada, El Agente Topo ha sido uno de sus trabajos más destacados no sólo en cuanto a calidad (sus anteriores obras no desmerecen en ese rubro) sino por el alcance que ha logrado; llegó a estar seleccionada bajo una óptica de película y no de documental, algo que hoy en día sigue siendo considerado un mérito.

 

Su génesis es por demás sorpresiva; la intención era narrar una historia de denuncia acerca del maltrato que se vive en los asilos, sin embargo, los acontecimientos dieron un vuelco total transformando al documental.

 

No es la primera vez que la directora lidia con el tema de la vejez; en 2015 dirigió La Once, donde graba las reuniones que tiene un grupo de mujeres mayores, mismas que llevan 60 años llevándose a cabo cada mes.

 

La directora trabaja de la mano con un detective privado, cuya clienta sospecha que su madre es maltratada en el asilo donde la tiene abandonada; entonces el detective contrata a un octogenario Sergio Chamy para infiltrarse en el recinto mientras la cámara de Alberdi lo sigue.

 

Como buena documentalista latinoamericana, Alberdi utiliza un estilo observacional muy efectivo que en ningún momento significa un letargo al ritmo de su narración. No obstante, también mezcla otros estilos como el participativo y el reflexivo pues en sus primeras escenas somos testigos de cómo se prepara la historia que está por narrarse.

 

Originalmente el infiltrado iba a ser otro, uno que ya había trabajado en más casos dentro de la agencia, sin embargo, un accidente le terminó quebrando la cadera y orilló al detective a buscar un reemplazo.

 

Ese fue un cambio trascendental que la directora no contempló que benefició bastante a la historia al punto que Alberdi se centró en el señor Chamy y terminó haciendo a un lado a la cliente; aun cuando ya había grabado varias entrevistas con ella, ésta jamás aparece en el documental.

 

A la directora le tomó cinco años de investigación hallar una agencia donde pudiera meter a su equipo de filmación y luego esperar el caso ideal que le permitiera grabar sin revelar el encargo.

 

Lo mejor es que este cambio de premisa es transmitido por completo al espectador, quien inicia su experiencia con una idea y termina con una completamente diferente; eso es rasgo inequívoco de un buen documental.

 

En una entrevista para El País, la directora fue clara al respecto: “Mi excusa, la película que yo quise hacer al principio, al final termina siendo un gancho que toma la mano del espectador para que enfrente temas que no queremos hablar, que no queremos mirar, y que en general no ponemos sobre la mesa”.

 

El Agente Topo es un documental que se disfruta en muchos niveles aun sin perder ese llamado de denuncia; su gran mérito está en que se desenvuelve con muchísima facilidad a un amplio rango de público pues no hay ningún ser humano que siga viviendo sin llegar a la vejez.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

la tiera sana

this is me

cine y creadores cuadrado

BOOTYFUL cuadrado