Russian Film Festival

Recibe las noticias en tu correo:

Whiplash: Cuando la obsesión y perfección se unen por la música

mayo 30, 2020

Fernando Díaz | @fercho_potter

La música y los recuerdos forman parte sustancial de su vida; por eso, inspirado en estos elementos, en 2014 el director estadounidense Damien Chazelle se aventuró a escribir y dirigir Whiplash: Música y obsesión (Whiplash), un drama de humor negro en el que ha volcado sus experiencias en el mundo de los instrumentos y las partituras.

 

En ese entonces, la cinta contó con cinco nominaciones al Oscar, de las cuales ganó cinco en los rubros de Mejor actor de reparto, para J.K. Simmons; Mejor montaje y Mejor sonido; y fue protagonizada por Miles Teller en el rol de un joven baterista de jazz que asiste a una de las mejores escuelas de música de Estados Unidos, y se encuentra bajo la tutela del temible profesor ‘Terence Fletcher’, interpretado por Simmons.

 

El chico, que debe competir ferozmente con otros compañeros, trata de ganarse el favor de su maestro, un hombre perfeccionista que le exige demasiado y no está satisfecho con su desempeño, a pesar de ver en él a un músico con gran potencial y hacerlo sangrar, literalmente, sobre las partituras.

 

El filme está basado en el cortometraje homónimo que Damien Chazelle realizó en 2013 y que fue estrenado ese mismo año en el Festival de Cine de Sundance, donde tras varias pláticas con productores e inversionistas pudo hacerse de capital para dirigir la versión completa de la historia.

 

De acuerdo con el cineasta, el largometraje estuvo inspirado en sus propias experiencias, cuando formó parte de una banda de jazz en la escuela secundaria, y los demás integrantes competían a niveles insospechados para destacar como los mejores músicos del grupo.

 

Cuando empecé el guión tenía en mente la historia de un baterista, uno cualquiera. También trataba de escribir sobre el aspecto físico de la música, y eso derivó en la creación de Miles y Terence, éste último un profesor y director de orquesta inspirado a su vez en la personalidad de un prolífico intérprete”, dijo Chazelle.

 

El personaje en cuestión es ‘Buddy Rich’, baterista estadounidense de jazz, considerado uno de los músicos más prestigiosos de ese ámbito, y reconocido por su técnica, rapidez y habilidad en los solos. Aunque famoso también por atormentar a sus músicos y alumnos cuando se trataba de tocar a la perfección.

 

El rodaje del filme se desarrolló en lugares emblemáticos de Los Ángeles, California, como el Hotel Barclay, el Palace Theater y el Teatro Orpheum.  Una vez terminada también se proyectó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cine de Cannes, en 2014, donde obtuvo el estatus de favorita para ganar la Palma de Oro.

 

Sin embargo, sí obtuvo el Globo de Oro a Mejor Actor de Reparto para J.K. Simmons; así como el Premio del Público y del Jurado durante Festival de Cine de Sundance, donde compitió en la Selección Oficial.

 

Cabe destacar que Damien Chazelle hizo de guionista en la cinta Grand Piano (España, 2013; Eugenio Mira), un thriller psicológico protagonizado por Elijah Wood. Su primer largometraje como director fue Guy and Madeline on a Park Bench (Estados Unidos, 2009), sobre la fracasada relación amorosa de dos músicos.

 

Además de recordar su homenaje al cine musical hollywoodense con La La Land (2016), que obtuvo en su momento 14 nominaciones al Oscar, ganando los de Mejor director; Mejor actriz para Emma Stone; Mejor canción original; Mejor banda sonora; Mejor fotografía y Mejor diseño de producción.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

Russian Film Festival

Russian Film Festival