Tenet, la película de Christopher Nolan que salvará los cines tras el Coronavirus

mayo 15, 2020

Mikel Zorrilla | @freddyvoorhees

El mundo del cine no se ha librado del parón por la pandemia de coronavirus y Hollywood se enfrenta a pérdidas de millonarias. Su solución por el momento ha sido ir aplazando todos los grandes estrenos que había por delante, fijando a su manera el momento en el que esperan que todo vuelva quizá no a la normalidad, pero sí a algo parecido. La fecha en cuestión es el 17 de julio, fecha en la que Warner tiene previsto lanzar Tenet, la nueva película de Christopher Nolan.

 

De hecho, Warner no es la única compañía que apuesta por esas fechas, ya que Disney movió Mulan al 24 de ese mismo mes cuando no le quedó otra que reconocer que no iba a poder estrenarla en su fecha original del 27 de marzo. Obviamente, todo va a depender de cómo evolucione la pandemia, pero a día de hoy Christopher Nolan se postula como el posible salvador tanto de Hollywood como de los cines.

 

El propio Nolan ya reconoció a finales de marzo en un ensayo publicado por el Washington Post que “hay partes de la vida que son mucho más importantes que ir al cine”, pero también que “en tiempos inciertos, no hay nada más tranquilizador que pensar que estamos en esto juntos, algo que la experiencia cinematográfica ha estado reforzando por generaciones”, apuntando además lo siguiente sobre el futuro:

 

La mayor parte de la pérdida a corto plazo es recuperable. Cuando la crisis pase, la necesidad del compromiso humano colectivo, la necesidad de vivir, amar, reírse y llorar juntos será más poderosa que nunca. La combinación de la demanda confinada y la promesa de nuevas películas podría estimular economías locales y contribuir con billones a nuestra economía. No se lo debemos solamente a los 150 mil trabajadores de nuestra gran industria americana, nos lo debemos a nosotros. Necesitamos lo que las películas pueden ofrecernos”.

 

Dicho de otra forma, Nolan tiene claro que necesitamos las películas, pero también que la experiencia de ir al cine sigue siendo esencial. Por ello -y por otros muchos motivos-, la mera idea de pensar en un estreno digital de Tenet al estilo de Trolls 2 resulta ridícula -si hasta se ha dicho que Nolan es la persona trabajando más duro para que reabran los cines en Estados Unidos-. Es verdad que Universal puede haber ganado más dinero en Estados Unidos con esta secuela que con la primera, pero su lanzamiento se dio en unas circunstancias demasiado concretas como para poder sacar una lectura válida de esos 100 millones que ha ingresado en apenas tres semanas.

 

Esa puede ser una opción razonable cuando no las tienes todas contigo, como parece que sucede en el caso de Warner y Scooby -que tendrá un estreno digital este próximo 15 de mayo, fecha en la que debería haber llegado a los cines-, Disney con Artemis Fowl -la cinta de Kenneth Branagh debía haberse estrenado el año pasado, fue retrasada y como consecuencia de la pandemia llegará de forma directa a Disney+ el 12 de junio-, Paramount con Los tortolitos -cinta que se estrenará directamente en Netflix- o Universal con The King of Staten Island -lo nuevo de Judd Apatow ha pasado del 19 de junio en cines al 12 de junio en servicios digitales-.

 

Sin embargo, nadie quiere hacer eso con ninguna de sus grandes apuestas. No hay más que ver cómo títulos como Fast & Furious 9 -de Universal-, Mulan -de Disney-, Viuda negra -también de Disney-, Sin tiempo para morir -de Universal-, Un lugar tranquilo 2 -de Paramount- o Wonder Woman 1984 -de Warner- han sido aplazados. Hay demasiado dinero en juego como para hacer una apuesta de ese calibre y nadie quiere arriesgarse.

 

¿CUÁNDO VA A VOLVER A SER TODO NORMAL?

Es por ello que el hecho de que Tenet mantenga a día de hoy su fecha de estreno es toda una declaración de intenciones. Como decía antes, es el momento en el que Hollywood confía en haber dejado atrás esta pesadilla, pero entonces nos surge una gran duda: ¿hasta qué punto es razonable creer que todo va a volver ser como antes en los cines a mediados de julio? Mucho me temo que bastante escasas.

 

Recordemos en lo mucho que se está insistiendo en la necesidad de mantener el distanciamiento social, lo cual obliga a que las salas cine solamente puedan vender una parte de su aforo cuando se abran. En España se ha cifrado inicialmente en un 30 por ciento, creciendo hasta el 50 por ciento por zonas y según evolucionen los casos de coronavirus en España. Cada país aplicará un criterio diferente, pero incluso a falta de dos meses y medio está claro que el potencial en taquilla va a verse afectado.

 

A cambio, Tenet parte con una gran ventaja en ese escenario: la falta de competencia. Repasando el calendario de estrenos, uno ve que Universal tiene previsto estrenar The Forever Purge pero más allá de eso es un páramo importante y además la franquicia de James DeMonaco nunca ha arrasado en taquilla -las cuatro primeras entregas recaudaron todas ellas entre 60 y 80 millones de dólares-, por lo que lo nuevo de Nolan tiene el camino despejado para acaparar salas como si no hubiera mañana.

 

LAS PERSPECTIVAS EN TAQUILLA

De esta forma, no resulta descabellado que la mayoría de los cines dedicasen más salas de lo habitual a Tenet, compensando así en parte los límites de aforo. Los expertos en taquilla siguen sin ponerse de acuerdo a la hora de hacer pronósticos, pero es que además de Estados Unidos hay que tener en cuenta el resto del mundo, cada vez más importante a la hora de conseguir que una película sea o no un éxito.

 

En el caso del cine de Nolan, Interstellar consiguió más del 72 por ciento de sus ingresos fuera del mercado norteamericano y Dunkerque un 64 por ciento, por lo que tampoco se está apostando todo a una carta. En su contra un presupuesto superior a los 200 millones de dólares sin contar el gasto en marketing, por lo que necesita como mínimo llegar a los 536 millones recaudados por Dunkerque. En condiciones normales el referente serían los 829 millones de Origen -que también consiguió el 64 por ciento de sus ingresos lejos de la taquilla norteamericana-, pero a día de hoy es poco menos que un sueño imposible.

 

Lo que nos queda al final es que estoy seguro de que Nolan quiere mantener la fecha de estreno y en Warner van a querer tenerle contento para que no se vaya a otra compañía con su siguiente película por mucho que estén replanteándose su modelo de estrenos. El problema está en que a día de hoy no deja de ser una gran apuesta, pero a poco que lo pensemos, Warner lo tiene “fácil” en cualquiera de los dos escenarios. El éxito se vende por sí solo, mientras que una decepción en taquilla se puede matizar con la narrativa de que fueron los primeros que quisieron devolver la normalidad a los amantes de la experiencia cinematográfica, quedándoles la baza del mercado digital o incluso un reestreno posterior.

 

UN SÍMBOLO

Lo único seguro a día de hoy es que Tenet es el símbolo del regreso a la normalidad para Hollywood y los cines.  Una normalidad con truco, pero para los amantes del séptimo arte, incluso aquellos que no sientan especial interés por el cine de Nolan, deberían tener en su estreno como una señal de esperanza. Si finalmente es aplazada, pinta un futuro negro para aquellos que ya estén echando mucho de menos la experiencia de ver una película en salas, que al principio quizá nos valga cualquier cosa con tal de ir en cine, pero eso no tardará en cambiar.

Fuente: espinof.com

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados