Russian Film Festival

Recibe las noticias en tu correo:

Temas polémicos abrieron las puertas en cine y TV a Eduardo Santacruz

julio 11, 2020

Fernando Díaz | @fercho_potter

Su corta pero fructífera trayectoria como actor le ha permitido a Eduardo Santacruz formarse y trabajar fuera de México, preparándose en escuelas de Londres, Madrid y Los Ángeles.

 

Originario de Baja California, se considera un apasionado del cine, en el que debutó como guionista al escribir la historia de la cinta Money; además actuó en las películas One Word y Just a Perfect Day, todas producciones estadounidenses.

 

Recibió su primera oportunidad de trabajo en México al integrarse a la tercera temporada de la exitosa teleserie El señor de los cielos, en la que interpretó a uno de los villanos: un ex militar que le hace la vida imposible a ‘Aurelio Casillas’ (Rafael Amaya).

 

En entrevista, habló de la experiencia que significó estar presente en uno de los proyectos televisivos más populares de todos los tiempos, en el que también actuaron Mauricio Ochmann, Ximena Ayala y Fernanda Castillo, entre otros.

 

¿Cómo te integras a El señor de los cielos?

Hice el casting recién había regresado de Madrid, y a las pocas semanas me hablaron para confirmarme que el personaje era mío. Fue un gran placer trabajar con personas como Rafael Amaya

 

Interpretaste a uno de los villanos de la historia

Sí, mi personaje fue un militar que dejó la marina junto con otros soldados y formaron un grupo paramilitar, con la finalidad de un bien mayor en el que ellos creen, que es defender la soberanía nacional y defender el territorio mexicano en contra de ejército que no lo está haciendo.

 

En el camino fueron apareciendo muchos intereses de por medio, y por la forma en que se fueron dando las circunstancias el objetivo de este grupo se fue desviando, hasta que terminaron luchando con los carteles de la droga y el gobierno”.

 

¿Cómo te preparaste para interpretar a este paramilitar?

Desde que me quedé con él ya tenía en mente dotarlo de una mente nazista, en donde o eres amigo o enemigo, donde todo es blanco y negro, sin medias tintas.

 

Desde ahí empecé a trabajar cuándo en mi vida había sido así y junto con mi terapeuta comencé a abordar temas personales, porque se trata de un delincuente que hace cosas que no están en mi poder. El objetivo era quitarme prejuicios sobre él para interpretarlo libremente”.

 

¿A qué atribuyes el éxito de El señor de los cielos? Se han realizado otras teleseries que abordan el tema del narcotráfico, pero ninguna ha sido tan exitosa como esta.

En primer lugar lo bien escrito y dirigido del guión, de tal forma que causó mucho suspenso en el público. También el buen ambiente con el que se trabaja, desde que los actores llegan al set hasta el trato con los productores.

 

Incluso influye el hecho de que las personas que se dedican a escribir la historia se preocuparon por investigar del tema para atraparnos con cada episodio. Se trabaja para el público y eso es muy gratificante”.

 

En tu trayectoria has participado en otros proyectos, pero fuera de México. ¿Por qué no se había dado la oportunidad de que trabajaras en tu país hasta ese momento?

Ganas siempre había tenido, pero por diversas cuestiones no se daba, hasta ahora que me quede enEl señor de los cielos’.

 

En Estados Unidos estuve becado para estudiar actuación y aproveché para hacer dos años de conservatorio. Quería trabajar en México, pero salían oportunidades en otra parte que me mantenían alejado”.

 

Escribiste el guión de la película Money.

La película gira en torno al hijo de un narcotraficante muy conocido que vive en Estados Unidos, y a pesar de tener una vida económicamente resuelta ha crecido sin madre y sufre por eso, está solo y siempre busca la forma de ser aceptado por su padre, incluso metiéndose en el negocio del narco para poder demostrarle que vale”.

 

¿Qué tan complicado fue escribir el guión?

Fue muy interesante y lo hice en colaboración con un amigo norteamericano. En la historia plasmamos muchas cosas de nuestra vida personal y encontramos una manera de contarlo. Aprendimos mucho de cómo se hace cine en Estados Unidos, del profesionalismo y la intensidad con la que se hace.

 

Por un lado te das cuenta de lo difícil que es el medio, y en cuestiones interpretativas me tocó ver el otro lado de la moneda, tomando decisiones de estar al pendiente de las escenas a filmarse”.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

Russian Film Festival

Russian Film Festival