Niños Horizontal

Recibe las noticias en tu correo:

Recordando a la reina de hollywood, Bette Davis

marzo 1, 2020

Luis Miguel Romero | @LuisMiguelR01

Hace 31 años murió Bette Davis, la llamada Reina de Hollywood, uno de los mitos cinematográficos más importantes de la historia del Séptimo Arte. La última película en la que Davis actuó fue Wicked Stepmother (1989).  El ya fallecido director de la película, Larry Cohen (1936-2019), publicó en 2012 un artículo donde narra de una forma detallada, honesta e interesante como fue su agridulce experiencia al trabajar con esta fabulosa leyenda del cine…una leyenda que se encontraba en una decadencia física absoluta.

 

Para las nuevas generaciones hay que hacer un poco de historia. Ruth Elizabeth Davis, el nombre real de Bette, nació en Lowell, Massachusetts, Estados Unidos, el 5 de abril de 1908. Desde niña mostró aptitudes histriónicas y debutó primero en teatro en los años veinte. Luego, con el apoyo de su madre, llegó a Hollywood siendo una total desconocida, pero con una seguridad en sí misma que sorprendió a los productores de cine. Debutó en la película The Bad Sister (1931).

 

Para 1937 consiguió un jugoso contrato con la Warner Brothers, siendo estrella absoluta del estudio durante más de dos décadas, y regalándonos clásicos del Séptimo Arte como Dangerous (1935), Jezebel (1937), Dark Victory (1938), The Private Lives of Elizabeth & Essex (1939), Juárez (1939), The Little Foxes (1941), The Letter (1942), Now, Voyager (1942), All About Eve (1950), What Ever Happened to Baby Jane? (1962), Hush…Hush…Sweet Charlotte (1964), The Anniversary (1968) y muchas otras más.

 

Por Dangerous y Jezebel obtuvo el Premio Óscar como mejor actriz. En total acumuló otras nueve nominaciones más a la codiciada estatuilla. Fue polémica su vida amorosa, que incluyó cuatro matrimonios. Tuvo tres hijos. La mayor, BD Hyman le rompió el corazón al escribir un libro terrible sobre ella. Tuvo una larga rivalidad profesional y personal con Joan Crawford y muchas otras leyendas más que se tejieron en torno a su figura. También destacó su labor en la Segunda Guerra Mundial, al ser figura central de la organización benéfica llamada Hollywood Canteen.

 

Pero cuando Larry Cohen la contrató para su último filme, la cosa era muy distinta. Bette estaba en una decadencia física y emocional. Un cáncer de mama y dos accidentes cerebro-vasculares, así como una adicción brutal al cigarrillo le tenían muy deteriorada. Así lo comprobó Cohen al verle entregar un Golden Globe en 1987, con un rostro afectado por una parálisis, una delgadez extrema y una pierna izquierda que casi arrastraba. En 1987 Bette había filmado la cinta The Whales of August, del director Lindsay Anderson, donde se reunió con la Primera Dama del Cine Estadounidense, Lillian Gish (de entonces 93 años de edad). Bette peleó con Gish por los créditos y por su desempeño (“¡La Señorita Gish está sorda como una roca!”), pero aún mostraba interés por trabajar. Con tal de ayudarle, Cohen le creó la película Wicked Stepmother. Convencer a sus agentes no fue fácil. Menos a los estudios de distribuir una película con Davis: “¿De veras quieres trabajar con ella?, ¿Ya viste cómo está?”.

 

Pero Cohen no desistió y finalmente tuvo a la deteriorada diva en el set. Bette tuvo dos accidentes: se tropezó con unos cables y cayó en el plató; también fue quemada con un efecto especial de un cigarrillo. Pero fueron sus dientes los que le dieron más problemas. Su puente se rompió antes de iniciar el rodaje y Bette mostraba dificultades para decir sus diálogos. Un día, tras pedir al director ver los rushes de la cinta, lloró desconsolada. La película era una comedia ligera, pero ver a Davis en ese estado no causó gracia a ningún espectador. Se confesó con Cohen y pidió un tiempo para visitar a su dentista en Nueva York. El puente tardaría dos semanas en quedar listos, pero Bette ya no volvió. Como toda una diva, dio un comunicado de prensa y dijo abandonar la filmación por mal trato del director. Cohen re escribió la película.

 

Tirar las escenas que alcanzó a rodar con Davis era un crimen, Así que modificó la historia y la actriz Barbara Carreras entró al quite para justificar los únicos 11 minutos que Davis aparece en el filme. Cohen aceptó que la diva le echara la culpa para lavar su imagen. Más cuando hubo que ajustar cuentas con la aseguradora, Davis tuvo que decir la verdad: dejó el rodaje por su pobre salud. La noticia se regó en todo Hollywood y con esto, todos los productores y estudios se negaron a contratarla con riesgo de que la salud de la actriz pusiera en riesgo otro rodaje. Cohen se lamentó: “Quise ayudar a Bette Davis y terminé bloqueándole cualquier oportunidad laboral”.

 

Pero el destino no se equivoca. Wicked Stepmother se estrenó, y seis meses después, el 6 de octubre de 1989, Bette Davis murió en Paris a los 81 años de edad. Estaba escrito que ya no filmaría ninguna película más.

 

Tanto The Whales of August como Wicked Stepmother están en YouTube. No dejen de apreciar el trabajo de la Reina de Hollywood en el ocaso de su vida. Es verdaderamente épico y conmovedor.

Lean el artículo de Cohen aquí:

https://www.filmcomment.com/article/i-killed-bette-davis/

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

Niños Horizontal

Bootyful

Lomitos al rescate 1

entrepalabrasMX