booyah horizontal

Recibe las noticias en tu correo:

Miami City Ballet y los ocho bailarines que dijeron ¡Yo puedo hacer eso!

febrero 27, 2021

Orlando Taquechel | Artburst Miami

El pasado domingo 14 de febrero, Miami City Ballet (MCB) presentó en el Palm Court del Miami Design District un programa integrado por ocho obras previamente estrenadas como parte de la iniciativa To Miami, With Love.

 

Este encuentro pudo haberse llamado igualmente “I Can Do That”, recordando el título de una de las canciones de “A Chorus Line”, el musical de Broadway que aborda la historia de una audición para ser miembro del coro -algo parecido a ser cuerpo de baile en una compañía de ballet- porque los ocho bailarines devenidos coreógrafos dijeron “¡Yo puedo hacer esto!” cuando se les presentó la oportunidad de crear obras inspiradas en lugares icónicos de Miami y lo lograron con creces.

 

Todos ellos, con la excepción de Renan Cerdeiro, son miembros del cuerpo de baile de MCB.

El programa abrió con Fire and Gold, una obra de Eric Trope (la undécima en su carrera) que bailaron Alaina Andersen, Renan Cerdeiro, Shimon Ito, Ashley Knox, Alexander Peters y Nicole Stalker, todos vistiendo capas de colores.

 

La música utilizada es la composición Leaguered in Fire, Lagooned in Gold, de Rene Orth, interpretada por Seraph Brass, un conjunto femenino de metales que ha sido llamado “la respuesta de América al Canadian Brass”.

 

Fire and Gold es un sencillo ejercicio de composición, que Trope enriquece al asignar al espectador la tarea de descifrar el significado de las capas, el motivo por el cual son utilizadas como utilería y la razón por la que solo uno de los bailarines viste su capa al final. Cerdeiro y Peters sobresalen en los momentos en que se apartan del grupo.

 

A continuación, se presentó Realized Inner Voices. Esta interesante primera obra de Julian Goodwin-Ferris es un lacónico pas de trois contemporáneo en dos partes con música barroca que Satoki Habuchi, Jennifer Lauren y Luiz Silva bailan con desenvoltura. Goodwin-Ferris entrega lo que promete y se nos presenta como un taimado descifrador de las emociones ocultas en la estructura de la música. Urge ver sus próximos trabajos.

 

Córdoba es una creación del neoyorquino Ariel Rose, un coreógrafo reconocido incluso en otras latitudes. En esta ocasión, Rose sorprende utilizando el pasodoble de concierto La Alcazaba de Paco Peña para resucitar el estilo de las danzas de carácter presentadas como divertimentos para bailarines demi-caractére en los grandes ballets del repertorio clásico ruso del siglo XIX.  En el proceso, nos permite admirar la presencia escénica seductora de Iztkan Barbosa, su compañera de baile.

 

A Lovely Feeling, inspirada en el ambiente romántico de las noches en Lincoln Road, fue el primer pop-up de la serie. Entonces estuvo acompañado por un grupo de músicos de la New World Symphony.  La coreografía es de Cameron Catazaro y esta es su segunda obra.

 

La bellísima música de Giuseppe Verdi (el preludio de su ópera La Traviata) y el candor del trazo coreográfico se unen a la pureza interpretativa de Ellen Grocki y el propio Catazaro para hacer de A Lovely Feeling una experiencia que proclama darle continuidad al arte del pas de deux académico. Catazaro es un talento que merece la pena seguir de cerca.

 

El Everybody Step de Bradley Dunlap con música de Irving Berlin es un trabajo agradable estructurado en tres partes: un dueto interpretado por Suzette Logue y Chase Swatosh, un solo a cargo de Jordan Elizabeth Long y una rutina happy-go-lucky para ser bailada por los tres.

 

La obra de grupo Não Esqueça (Don’t Forget en inglés, No lo olvides en español), fue concebida para el Fairchild Tropical Botanic Garden y trae consigo el aroma de la hierba.  La coreografía es del brasileño Renan Cerdeiro y la música es de su compatriota Heitor Villa-Lobos. Mayumi Enokibara, Julian Goodwin-Ferris, Ben Lepson, Taylor Naturkas y Luiz Silva son los intérpretes.

 

Não Esqueça comienza como una reflexión bucólica pero poco a poco transforma la nostalgia en poesía confesional.  Es evidente el interés en evitar una narrativa explícita, pero el desgarre emotivo se siente en primera persona y eso despierta un enorme interés por ver lo próximo de Cerdeiro.

 

Lengua Larga, ubicado a continuación, no podía ser un trabajo más diferente. Harrison Monaco se arriesga en demasía cuando utiliza la idiosincrática canción homónima del grupo miamense Palo! para hacer que las espectaculares Adrienne Carter, Julia Cinquemani, Madison McDonagh y Helen Ruiz se entreguen a la hazaña de intentar sobrevivir una rutina en Afro-Cuban funk. Inevitablemente, la música les gana la batalla.

 

Llegó entonces el turno del dueto Tang, la primera coreografía de Alaina Andersen – con música de su hermano Braden – y una obra  que mezcla el virtuosismo urgente de So You Think You Can Dance con el hip hop teatralizado de World of Dance para lograr algo tan refrescante como la mezcla de sabor naranjada con la que comparte el nombre.

 

Las piernas de sus dos intérpretes – los carismáticos Jordan Martinez y Francisco Schilereff – se extienden, marcan las 6 en punto sin esfuerzo alguno, y nos hacen sentir que estamos en presencia de una rutina que Bob Fosse pudo haber utilizado para sustituir el Steam Heat de Pajama Game un día en que Carol Haney quizás llamó enferma y Shirley MacLaine ya no estaba disponible. Los amantes del teatro musical de Broadway apreciarán la referencia histórica.

 

Definitivamente, era imposible haber seleccionado una mejor obra que Tang para cerrar la noche si la idea era dejar a los espectadores con deseos de ver más.

 

Así las cosas, hay que reconocer que la compañía que dirige Lourdes López tiene ahora un tesoro en sus manos.

Fotografía: Cortesía Alexander Iziliaev

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

booyah horizontal

la tiera sana

Lomitos Al Rescte 2

petfilmfestivalC