Recibe las noticias en tu correo:

Miami City Ballet… Un revés brutal y el compromiso de volver mejor que antes

septiembre 19, 2020

Orlando Taquechel | @ortaquechel20

ArtburstMiami.com

Miami City Ballet (MCB) había programado al detalle su temporada 2020-2021 pero la pandemia del COVID-19 tenía otros planes y la noticia cayó como un balde de agua fría sobre la compañía que dirige Lourdes López.

 

Los tres grandes recintos en el sur de la Florida donde MCB se ha estado presentado por años probablemente no volverán a abrir hasta que ya no se requieran asientos socialmente distanciados en su interior y así las cosas, todas sus presentaciones en el Arsht Center de Miami, el Broward Center de Fort Lauderdale y el Kravis Center de West Palm Beach han sido suspendidas.

 

Los centros nos habían avisado que esto podría estar pasando”, nos dice López.  “Fue un proceso muy respetuoso y cuando llegó el momento, acordamos que, dado dónde estaba el virus y los muchos problemas de salud existentes, era la decisión más segura para nuestros artistas, público y el personal de MCB, así como para el personal del teatro. Curiosamente, esta pandemia realmente ha unido a la gente, aunque se supone que estamos separados. La comunicación ha sido muy colaborativa y transparente. Está claro que estamos todos juntos en esto. Todos estamos en la misma tormenta, solo que en embarcaciones diferentes”.

 

Según Johann Zietsman, Presidente y CEO del Arsht Center, “Miami City Ballet ha sido un evento culminante de la temporada del Arsht Center desde su apertura y es desgarrador, pero comprensible, que no puedan actuar en el Arsht Center la próxima temporada. Si bien otras empresas pueden estar listas para reabrir, el distanciamiento social en las artes escénicas en vivo es un desafío artístico y, a menudo, económicamente inviable. La incertidumbre creada por esta pandemia ha hecho extraordinariamente difícil la planificación y presentación de espectáculos en vivo. Cuando se considere que es el momento adecuado (y totalmente de acuerdo con las directivas de los funcionarios de salud del condado), el Arsht Center volverá a abrir y el telón se levantará una vez más”.

 

En una organización artística sin fines de lucro como el MCB, el director artístico -la posición que ocupa Lourdes López- tiene la última palabra sobre la manera de hacer, el elenco y el repertorio, pero es el director ejecutivo quien controla de dónde proviene la financiación y cuánto dinero se asigna a cada producción. Tania Castrover de Moskalenko es la persona con esa responsabilidad

en MCB.

 

A continuación, ofrecemos una versión -editada por cuestiones de espacio- de lo que López y Castroverde nos dijeron sobre la situación de la compañía tras este revés brutal a sus planes inmediatos, compartiendo algunas ideas que son también buenas noticias y terminando con un compromiso esperanzador.

 

LÓPEZ: “La misión sigue siendo la misma, eso no cambia. Por qué existimos, sigue importando. Lo que tenemos que hacer es descubrir cómo hacerlo de manera diferente. Este puede ser un nuevo comienzo positivo para MCB y su escuela”.

 

CASTROVERDE: “Debido a que no actuaremos en los teatros y existe una necesidad obvia de cambiar a plataformas digitales y presentaciones virtuales, estamos anticipando menores ingresos. La necesidad de reducir costos está teniendo un impacto directo en nuestras operaciones y hemos implementado un congelamiento de contrataciones, reducciones salariales, licencias y la suspensión de numerosos contratos. La compañía está sobre una base estable. En octubre de 2018, adoptamos una campaña integral de 4 años y 55 millones de dólares para fortalecer la organización en cuatro áreas, excelencia artística, capacitación de clase mundial, participación comunitaria y capacidad organizativa. Eso nos ha permitido, efectivamente, fortalecer nuestra institución hasta el punto en que podemos soportar esta crisis. Estamos comprometidos a mantener bajo contrato a los 50 bailarines. De esta forma, si necesitamos salir de gira con rapidez, nuestros bailarines estarán listos para actuar”.

 

LÓPEZ: “El ‘Lago de los Cisnes’ de Ratmansky saldrá según lo planeado, pero en marzo de 2022, en lugar de marzo de 2021. Los ballets nunca desaparecen, siempre están vivos, listos para ser repuestos y bailados. Esa es una de las cosas que me encanta de la danza, las obras nunca mueren, siempre y cuando alguien las recuerde y las baile. Como agradecimiento a todos, estamos pensando incluso hacer el segundo acto en un lugar al aire libre, junto al agua. El agua y el paisaje serán el decorado y tendremos a los bailarines con el nuevo vestuario”.

 

Una nota para los interesados: MCB ha puesto en marcha un fondo de apoyo adicional para los bailarines – al que todos podemos contribuir – con una meta de 4 millones de dólares que consideran fundamental para proporcionarles estabilidad económica adicional.

 

CASTROVERDE: “Es posible donar también al programa de becas para apoyar a los estudiantes en nuestra escuela y a nuestras operaciones generales, lo que nos permite dirigir sus donaciones al área más necesaria en ese momento. En www.miamicityballet.org/support aparecen todas nuestras oportunidades de donaciones”.

 

LÓPEZ: “Estar conectado con nuestra comunidad es lo principal de todo lo que hacemos, cómo pensamos y una de las razones por las que estamos aquí. Todos sabemos que en este momento no podemos estar juntos, pero la tecnología puede ayudar. Estamos en el proceso de crear dos comisiones digitales adicionales, financiadas por la Knight Foundation, con jóvenes coreógrafas de estilos muy diferentes, Claudia Schreier y Amy Hall Garner. Claudia utilizará una partitura encargada de Jorge Mejía, un músico nacido en Colombia que vive en Miami y Amy creará una pieza con un bailarín de MCB y un bailarín de Paul Taylor, quien será filmado desde Nueva York.  Además, más adelante en el año, crearemos una programación de obras existentes y posiblemente nuevas, que se presentarán en vivo y sin público en el Wolfson Theatre, que se encuentra en nuestro edificio y luego se transmitirán a nuestra audiencia”.

 

¿Un comentario final para los amantes del ballet en Miami?

LÓPEZ: “Lo primero que diría es ¡gracias! En MCB hemos sentido el amor de nuestro público, muchos de los cuales nos han contactado personalmente para ver cómo estamos, han continuado apoyándonos durante este tiempo donando sus suscripciones o transfiriéndolas al próximo año y han demostrado confianza en nosotros. Volveremos para seguir sirviendo a nuestro público y volveremos mejor que antes. ¿Para qué atravesar una crisis si no puedes aprender algo de ella y evolucionar?”.

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados