Russian Film Festival

Recibe las noticias en tu correo:

Luz, la flor del mal, apuesta por el público mexicano para su estreno en cines

octubre 17, 2020

Juan Manuel Ramírez | @juanm_ramirez9

Luz, La Flor del Mal, película de Juan Diego Escobar Álzate, se estrenará en salas mexicanas el próximo 22 de octubre. La cinta es protagonizada por Yuri Vargas, Conrado Osorio, Andrea Esquivel, Sharon Guzmán, Johan Camacho, Jim Muñoz, Daniel Paez y Marcela Robledo.

 

La película se proyectó en la edición 52 del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya (mejor conocido como SITGES), formando parte de la Selección Oficial del mismo. En tierras aztecas, se estrenó en el Mórbido Film Fest 2019, siendo acreedora al galardón de Mejor película Iberoamericana. A pesar de que la pandemia retrasó y canceló muchos eventos, la cinta continuó con un paso abrumador por varios festivales.

 

En una comunidad aislada liderada por un predicador conocido como El Señor, un presunto nuevo Mesías que llega al pueblo, pero con su llegada los males comienzan y no sólo para la aldea, sino también en la casa del predicador, en donde sus tres hijas: ‘Laila’, ‘Uma’ y ‘Zion’ comenzarán a cuestionar el verdadero significado de Dios, del Diablo, y la auténtica naturaleza del amor, del placer, de la feminidad y de la libertad.

 

Filmeweb tuvo la oportunidad de entrevistar, vía telefónica, a tres de sus protagonistas: Conrado Osorio, Andrea Esquivel y Sharon Guzmán.

 

La cinta se estrenó en SITGES hace ya un año. ¿Cómo ha sido este proceso para ustedes?

Conrado Osorio (C.O.): “Gracias a Dios, han sido bendiciones con este proyecto, con esta joya de película. Logré ir a SITGES, que en el caso de mi director (Juan Diego) era su sueño. Yo sabía que había festivales de cine, pero nunca imaginé participar en uno. En dos certámenes ya le pegué (gané) a la categoría de Mejor actor. Compartir con mis compañeros es una experiencia única y espero se repita”.

 

Andrea Esquivel (A.E.): “Realmente ha sido una locura. Creo que hasta ahora, llevamos 34 certámenes alrededor del mundo”.

 

Sharon Guzmán (S.G.): “Es una realidad que no se hace mucho cine de género en Latinoamérica, y sobre todo en Colombia. Ni en los sueños más locos pensamos llegar tan lejos. Para nosotros es muy enriquecedor que una cinta con estas tematicas, llegue tan lejos. El propósito del cine es conectar con el público”

 

Siempre he pensado que México y Colombia son muy similares. Lo que si debo resaltar es el arraigo cultural que tiene México hacia sus raíces y ancestros, algo que no tenemos en Colombia. Entonces, el que llegué allá para tocar temas que deben tocar los latinoamericanos, como son el cuidado de la naturaleza, el respeto y la integridad por temas como lo femenino y lo humano, ha sido algo enorme para nosotros”.

 

¿Cómo fue el proceso de preparación para los personajes que interpretan?

A.E.: “Nosotros estábamos grabando en una ciudad cerca de Manizales, acá en Colombia, pero era una montaña. No nos conocíamos, entonces también fue llegar a hacerlo, en un lugar donde no teníamos acceso a celulares, ni luz o alguna otra comodidad. Nosotras, de verdad, llorábamos día y noche, en todas las grabaciones, de todos los días. Terminábamos agotadas, demasiado desgastadas.

 

Al final del día, convivíamos con las mismas personas y hablábamos de los mismos temas, todos vivíamos una única realidad”.

 

S.G.: “Yo recorro mucho más a la memoria emotiva, y también me apropio de los recursos que tiene el personaje. Desde que supe que obtuve el papel, no bebí alcohol, comencé a usar ropa interior de niña (entre risas), también tenía una pareja y mi propuesta fue: ‘Vamos a separarnos un tiempo, porque realmente necesito sentir a este personaje’.

 

“No hay escuela más grande que cuando tu vives el contexto, estás con los vestuarios. Todo el día estábamos sucios, con las uñas llenas de carbón, con el pelo todo loco. Creo que eso nos nutrió para abarcar estos personajes”.

 

¿Cuál es su expectativa del público mexicano hacia su película?

C.O.: “En mi caso, dejo que todo fluya. Creo que nos va a ir muy bien. Aparte de que tiene una cultura mística”.

 

S.G.: “Yo sólo quiero complementar un poco. La expectativa más grande que tengo con la película es que el público la vea. Que la gente disfrute algo que nosotros tratamos de comunicar. Siento que el arte, en todas sus expresiones, tiene el mismo fin. Lo que menos quiero es que este trabajo pase desapercibido, más allá de cualquier premio o reconocimiento.”

 

A.E.: (Sonriendo): “La gente en México va a hacer filas enormes, se van a empujar, se van a pelar por entrar a la sala de cine. Así va a ser, así va a ser”.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

Russian Film Festival

Russian Film Festival