petfilmfestivalH

Recibe las noticias en tu correo:

Espejo retrovisor: Fragmentos de las vidas de García Lorca, Dalí y Buñuel

abril 19, 2020

Leopoldo Villarello Cervantes.-

Little Ashes (traducción literal, Cenizas pequeñas), estrenada con el título de Sin límites (2008), dirigida por el británico Paul Morrison, contiene sellos de biografía, fragmentos de las vidas de Federico García Lorca (1898-1936), Salvador Dalí (1904-1989), y tangencialmente de Luis Buñuel (1900-1983), su etapa en la Residencia de Estudiantes en Madrid, el despegue al ascenso en sus respectivos campos artísticos, a su notoriedad.

 

El guion de Philippa Goslett se basa en parte en escritos de Dalí en su ancianidad, donde recapitula y admite haber tenido relaciones con García Lorca, cuestión ocultada oficialmente largo tiempo, aunque trasparente para sus amistades y cercanos en la década del 1920.

 

El arribo del futuro pintor a la Residencia muestra su singularidad desde joven con sus congéneres, su pinta de burgués, el cabello casi a la Príncipe Valiente, su vestimenta discordante a los trajes, corbata y camisa del resto.

 

‘García Lorca’ (personificado con dimensión por el hispano Javier Beltrán) será condescendiente con él modoso recién llegado, en quien los demás fijan miradas incómodas. Las pinturas de ‘Dalí’ (aceptable Robert Pattinson, en su fase de cine de búsqueda, personal) son un punto a su favor, se integrará al grupo, donde había mujeres, en sus parrandas y salidas.

 

El director Morrison lo planta envanecido con su obra y genio, la acrecienta con su transformación física, y su embate contra los profesores. Les va dando prioridad, intimidad (la ocasión donde se visten con turbantes antecediendo futuros guardarropas del pintor), ante la percepción oblicua de ‘Buñuel’ (el inglés Matthew McNulty) y sus arrebatos golpeadores contra los homosexuales.

 

Las visitas a los hogares de cada uno, sus terruños, Andalucía y Cataluña, allanan los contactos; un lago será espacio inapreciable para la unión física, así se entrevea fue trunca como se ratificará en una escena posterior y en una charla años más tarde.

 

Personaje trascendente en particular para ‘García Lorca’ es ‘Magdalena’ (la catalana Marina Gatell), cómplice y ariete para avanzar en sus textos, enamorada de él, siempre al pendiente; con ella se alude a las restricciones para publicar en ese entonces libros a las mujeres. Se percatará del sentimiento apasionado.

 

El argumento avanza a los deseos de ‘Buñuel’ de irse a París, su objetivo, antes como entomólogo o boxeador, en ese momento encaminado al cine; a la traición primeriza de ‘Dalí’, a la resistencia de ‘Lorca’ por permanecer en su tierra, en lo cual fue el reverso de sus camaradas.

 

Mancomuna secuencias tipo documental, suplemento visual y elipsis compatible; para captar la época, o la creciente tirada de libros y obras teatrales de ‘García Lorca’, y cuando se empeñó en su agrupación tetarla itinerante; en esta fase, las imágenes documentales en blanco y negro se fusionan con las del filme.

 

Lo mismo se incorporan escenas de El perro andaluz en sumario de la colaboración en Francia de ‘Buñuel’ y ‘Dalí’. Esa alianza nunca se repetirá, ‘Buñuel’ expresará lo cabalmente asumido, el dinero era lo sustantivo para ‘Dalí’, más desde su liga con ‘Gala’.

 

Little Ashes se decanta hacia ‘García Lorca’, investido en las lecturas de sus poemas (en español y traducción simultánea); se habla de sus viajes; una escena en la calle patentiza el reconocimiento de la gente; el perenne lazo con ‘Magdalena’; con unos encuadres se esboza quién era el enamorado del escritor; las reuniones remachan el punto de sus convicciones políticas.

 

La secuencia del último encuentro con el pintor, en su apartamento en París, carea las transformaciones, ‘Dalí’ con su bigote como seña distintiva, ‘Gala’ de vigía; estallan las diferencias éticas y estéticas.

 

El montaje de las escenas de la captura, apresamiento y destino del poeta andaluz es primordial, con la radio de trasfondo, la guerra civil en el apogeo; sus amigos en un bar: Las reacciones contrastadas de ellos, mientras ‘Dalí’ frente al lienzo, el furor de la pintura al escuchar la noticia, su trastorno, hasta llegarle al oído las voces de la sirena, del amo.

 

En Little Ashes se aprehende la preeminencia de la Residencia de Estudiantes en Madrid para España, la cultura y quienes convivieron en ella; la vereda por la cual tendieron tres o dos de sus miembros célebres; el nido de la bohemia, la vanguardia de los años veinte agarrados a Francia; la gravitación de Freud, del cubismo, Dadá y el surrealismo. Las puntuales miras de cada uno.

 

Con sus roces de ficción e hipótesis, el director Paul Morrison atrapa instantes peregrinos (la masturbación de ‘Dalí’ cuando ‘Magdalena’ y ‘Lorca’ tienen sexo), las mentiras compañeras indisolubles del pintor, el esplendor del poeta.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

booyah horizontal

la tiera sana

petfilmfestivalC

BOOTYFUL cuadrado