this is me

Recibe las noticias en tu correo:

El futuro pertenece a Dance Now! Miami en compañía de La Malinche

abril 16, 2021

Orlando Taquechel | Artburst Miami

Desde marzo del 2020, cuando se presentaron en el Miami Theater Center, Dance Now! Miami (DNM) se ha estado preparando para regresar al escenario de un teatro y reencontrarse con el público que los ha seguido y admirado por más de dos décadas.

 

La oportunidad se materializó de manera espléndida, el pasado sábado 3 de abril en el Aventura Cultural Arts Center, con un programa concebido a la medida del elenco exuberante con el que la agrupación resurge tras la pandemia.

 

A juzgar por lo conseguido en la noche que hoy reseñamos, el futuro pertenece a los artistas de la compañía que fundaron y dirigen Hannah Baumgarten y Diego Salterini.

 

El pronóstico parece rimbombante, pero se hace justificado si prestamos atención a la autoridad y maestría demostrada en el estreno para la compañía de la reconstrucción de La Malinche, de José Limón, hecha por Daniel Lewis o a la excelencia de las reposiciones del dueto Mitosis (2012) de Salterini y el solo Urburden (2011) de Baumgarten.

 

También, a la capacidad para transformar This Moment, Here, una obra de grupo firmada por ambos, en un trabajo sin costuras, cuando en su estreno en enero de este año en North Beach Bandshell, se sentía como una obra no terminada. El cambio se debe sobre todo, al diseño de iluminación de Bruce J. Brown y a la edición de videos de Salterini (según concepto suyo y de Baumgarten) que contribuyen enormemente  a la impresionante eficacia comunicativa de esta nueva versión.

 

This Moment, Here -organizada en ocho secciones- aborda “el confinamiento, el aislamiento, la rabia, el anhelo, el miedo, la confrontación, la incredulidad, el optimismo y la camaradería que conforman las experiencias compartidas del mundo”, durante el turbulento 2020.  Julia Faris, Allyn Gynn Ayers, Benicka J. Grant, Isabelle Luu Li Haas, Matthew Huefner, David Harris, Renee Roberts, Joshua Emmanuel Rosado y Anthony Velázquez se encargaron de interpretar todo lo anterior con honestidad sobrecogedora.

 

Por último, otro elemento que sustenta el pronóstico de un viaje al futuro sin turbulencias para DNM es la creencia escénica puesta de manifiesto al brindarle credibilidad a las excentricidades y al humor trasnochado de No Strings in the Clouds (en español, Sin ataduras en las nubes), el estreno mundial de Daniel Lewis que abrió la función.

 

Los intérpretes de No Strings in the Clouds fueron Benicka J. Grant y Anthony Velázquez (identificados en el playbill digital como la Pareja), Julia Faris y Renee Roberts (las Mujeres) y David Harris & Joshua Emmanuel Rosado (las Sillas). La música utilizada es la Pavana, de Gustav Fauré y el Holiday For Strings, de David Rose. Una extraña pareja, diría Neil Simon.

 

Después de No Strings in the Clouds y antes de La Malinche, se presentaron Mitosis y Unburden.

 

Mitosis, un sofisticado pas de deux contemporáneo inspirado en el proceso asexual de autorreplicación que le da título, fue interpretado de manera hierática por los elegantes Isabelle Luu Li Haas y David Harris.  Ambos son excelentes ejecutantes. El estoicismo de Haas resulta ideal para este tipo de obras pero la inefable vulnerabilidad de Harris va a tener más oportunidades de lucimiento en obras con argumento.

 

En el melodramático Unburden (2011), la sola presencia de Renee Roberts es atractivo suficiente para captar la atención del público. Roberts es una actriz maravillosa y para habitar la verdad emocional que necesita al desahogar las obsesiones de Baumgarten, se apoya en las similitudes presentes en las diferencias existentes entre ella y el personaje. El resultado es alucinante.

 

Y así llegamos a La Malinche, que tuvo su estreno original en 1947. Daniel Lewis la aprendió directamente de José Limón y los bailarines de DNM tuvieron ahora la oportunidad de aprenderla de Lewis.

 

Al inicio de la obra se presentan tres bailarines personificando a actores itinerantes, que se transforman después en los personajes de ‘La Malinche’, ‘El Conquistador’ y ‘El Indio’, para escenificar una pieza breve inspirada en la historia de la primera. Una vez cumplida la encomienda, regresan a ser actores, se despiden y emprenden el camino al pueblo siguiente.

 

Lo primero a entender sobre La Malinche es que la obra no es un intento por revisitar la leyenda de su protagonista, sino la puesta en escena de un recuerdo mágico de la infancia del coreógrafo, suavizado por la pátina del tiempo y con personajes propios de un cuento para niños. Por eso es un trabajo sin complicaciones en términos de narrativa y modesto en términos de producción.

 

La Malinche -y esta afirmación puede escandalizar tanto a los puristas del ballet como a los defensores de la danza moderna- es en realidad un pas de trois que tiene la singularidad de obligar a los intérpretes a permanecer todo el tiempo en escena, incluso cuando los otros ejecutan sus solos.

 

Y sin embargo, a La Malinche no le interesa el virtuosismo técnico o la elaboración teatral de la danza folklórica (“Mi ‘Malinche’ no tiene ningún paso autóctono” afirmó alguna vez Limón) y por lo tanto no funciona si se intenta una cosa o la otra. Lo que pide La Malinche son grandes actuaciones, y eso es lo que ofrecen Matthew Huefner como ‘El Conquistador’, la fascinante Allyn Ginns Ayers como ‘La Malinche’ y Anthony Velázquez como ‘El Indio’. Algo que consiguen sin recurrir a histrionismos, sino mostrando una lucidez interpretativa que les permite actuar con absoluta economía expresiva.

 

Ellos y Lewis logran que La Malinche comunique al espectador esa sensación de plenitud propia de las obras maestras y su adición al repertorio de DNM es un acierto estimable de Baumgarten y Salterini como directores artísticos.

Fotografía: Cortesía de Simon Soong

ArtburstMiami.com es una fuente sin fines de lucro de noticias sobre teatro, danza, artes visuales, música y artes escénicas.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

Apellon Films

petfilmfestivalH

Booyah Cuadrado

petfilmfestivalC