Recibe las noticias en tu correo:

Después de 56 años juntos, Mafalda se despidió de Quino

octubre 3, 2020

Juan Manuel Encarnación Ramírez | @juanm_ramirez9

Un 29 de septiembre de 1964, se publicaba por primera vez en el semanario Primera Plana, la historieta de una niña audaz, reflexiva y sumamente inconforme. Su nombre: Mafalda.

 

56 años después su creador, el dibujante argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón, reconocido mundialmente como Quino, falleció el pasado 30 de septiembre, a los 88 años de edad, en su ciudad natal Mendoza, casi como si no hubiera querido entristecer el cumpleaños de su más amada invención.

 

Nacida en 1962 como personaje en una historieta publicitaria, y habitante en distintas publicaciones de su país natal, a partir de 1964, Mafalda protagonizó sus tiras durante nueve años. Período durante el que consiguió ganar popularidad instantánea y arrolladora, tanto en Argentina como en el resto del mundo hispanoparlante y en países como Italia, donde la primera edición de sus cómics fue prologada por Umberto Eco.

 

Y aunque el propio Quino llegó a considerar que duraban muy poco, se mostraba satisfecho con el resultado. “Lo más importante era la voz, porque, tratándose de un cómic que todo el mundo conoce, cada cual se la imagina de una manera”, reconoció en 1973 durante una entrevista con Maruja Torres.

 

La popularidad de Mafalda, aquella chiquilla que criticaba el sistema político y social, pero a su vez se afligía por el deterioro del planeta y sus habitantes, escaló rápidamente. Fue así como consiguió una serie compuesta por 52 cortos, con duración aproximada de 4 minutos. Producida por Daniel Mallo y Oscar Desplats para la televisión argentina en 1972 y dirigida por Jorge Martín.

 

La serie tuvo muy buena aceptación, por lo que fue convertida en película de la mano de Carlos D. Márquez, producida en 1979 y estrenada de manera comercial en 1982.

 

El cineasta cubano Juan Padrón, amigo de Quino, realizó seis cortometrajes de animación basados en las tiras cómicas del artista argentino. En 1993, este mismo director entregó una nueva versión de Mafalda, a través de la recopilación de 140 cortometrajes que juntos tenían una duración de 80 minutos.

 

Mafalda se mostraba admiradora de The Beatles; le gustaba el Pájaro Loco y los panqueques. Pero también había muchas cosas que no le parecían, como la sopa. Constantemente mostraba una inmensa curiosidad por su alrededor y cuestionaba todo lo socialmente establecido con preguntas que manifestaban un mensaje político.

 

Se imagina a sí misma estudiando idiomas y trabajando como intérprete en las Naciones Unidas para contribuir a la paz mundial. A través de ella, Quino expresaba muchas de sus ideas sobre los poderosos y los doblegados, sobre la vida y las libertades.

 

Mafalda es un icono de la cultura popular, su popularidad y carácter inconformista han llevado a que con mucha frecuencia el público se adueñe de los personajes de la historieta, recurriendo a ellos para comunicar sus propias manifestaciones. Se han utilizado, con fines pedagógicos, políticos y de denuncia social, tanto en viñetas dibujadas por Quino como muchas otras, realizadas en el anonimato.

 

“Como siempre: lo urgente no deja tiempo para lo importante” y en 2014 el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades fue entregado a Quino, coincidiendo con el 50 aniversario de Mafalda.

 

Ahí, el jurado la describió como una niña inteligente, irónica, inconformista, contestataria y sensible.

 

Comienza tu día con una sonrisa y verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo”, decía la pequeña y curiosa Mafalda.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados