Recibe las noticias en tu correo:

Despertando la montaña: La relación de amor y odio entre Italia y Maradona

julio 11, 2020

Cristóbal Torres | @Lanzaddt

El 29 de junio se cumplieron 34 años de la final del mundial de México 1986, que vio coronarse al astro argentino, Diego Armando Maradona, que por aquel entonces se encontraba en estado puro futbolísticamente hablando.

 

Asif Kapadia presentó el año pasado el documental: Diego Maradona, que hace una meticulosa cronología de los años que pasó el futbolista en Italia, después de su fallida etapa por el FC Barcelona.

 

La narración está construida únicamente por material de archivo, gran parte de éste inédito, sin que eso signifique un ritmo letárgico y aburrido.

 

En ocasiones se apoya por algunas voces en off, como la del mismo Diego y sus familiares, que sirven para dar contexto a las imágenes, aunque muchas de éstas brillan por su claridad.

 

Aunque la crónica se centra en su paso por el Napoli, hay muchos temas adyacentes que terminan por construir una historia de enorme fondo.

 

Durante sus primeros minutos, vemos a la deidad, Edson Arantes do Nascimento, hablando sobre el astro argentino. Aunque sus palabras son elogios, lanza una importante advertencia: necesita prepararse mentalmente, pues, según Pelé, todavía le falta pulir ese aspecto.

 

Pareciera una especie de profecía que se va cumpliendo y desarrollando a lo largo del documental. Su llegada al Estadio San Paolo se da en medio de una enorme multitud; pero es en la conferencia de prensa donde vemos otra escena muy esquemática.

 

Todavía sin poder entender muy bien el idioma italiano, la prensa cuestiona si hay dinero de la mafia en su contratación, lo que provoca la ira del presidente del club, cuya enérgica respuesta jamás fue una negación categórica. Maradona sólo mira en silencio sin saber de qué están hablando.

 

Un aspecto muy interesante del que se habla muy poco en los canales deportivos es el racismo y los grupos políticos que yacen en las barras y en las tribunas de los estadios.

 

Napoli siempre ha sido un equipo ninguneado por los aficionados de otras zonas de Italia, donde existe un pleito entre el norte y el sur. Maradona vivió eso de primera mano y fue con puro fútbol como pudo silenciarlo.

 

Destaca también cómo su relación con el club y con el país pasó de amor a odio después del mundial de Italia en 1990. La puesta en serie del documental permite generar una tensión sumamente sublime cuando muestra la increíble semifinal entre Argentina e Italia.

 

Fue intensa por todos los ingredientes que logró reunir, especialmente el hecho de llevarse a cabo en el mismo estadio de San Paolo, hogar del Napoli, donde Maradona era el ídolo más grande de la comunidad al grado de poner a muchos italianos en contra de su propio país.

 

La victoria de la albiceleste (más atribuida por la actuación de Sergio Goycochea) provocó una andanada mediática en contra de Maradona, al grado de señalar con mucha saña las relaciones que tenía con miembros de la mafia y que nunca habían sido tomadas en cuenta por el estatus de estrella que guardaba.

 

Diego Maradona es un viaje muy interesante de auge y caída futbolística. Se aleja muchísimo del otro documental llamado: Maradona por Kusturica, donde el director serbio jamás escatimó en construir un mito a partir de un personaje en decadencia.

 

Asif Kapadia lo que hace es reunir de manera magistral el material de archivo para que la historia impacte por sí misma, remarcando hábilmente los momentos de gran tensión y emoción que ofrece el fútbol y al mismo tiempo lo superfluo que es la fama.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados