Russian Film Festival

Recibe las noticias en tu correo:

Cuando el divo de linares perdió la sordidez y se transformó

noviembre 7, 2020

Fabián Polanco | @fabiancpolanco

Una de las peculiaridades que durante toda su historia nos ha dado el teatro musical, ha sido la posibilidad de ver en escena a verdaderas e inalcanzables luminarias protagonizando sus historias; tal y como ha sucedido durante décadas en Broadway, de manera reciente con Daniel Radcliffe y Neil Patrick Harris, entre otros; sin hacer a un lado a nuestro país, con Mario Moreno Cantinflas, Sasha Montenegro, Roberto Gómez Bolaños Chespirito, Carlos Rivera y Verónica Castro, entre otros.

 

Y lo mismo ha sucedido en todos los países hasta donde el género ha llegado, incluyendo España, en donde, en 1975 Camilo Sesto formó parte del proyecto Jesucristo Súper Estrella, la cual produjo (en conjunto con José Fernández y Teddy Bautista) y protagonizó, compartiendo créditos con Ángela Carrasco y Teddy Bautista; siendo este proyecto alabado por el mismo Andrew Lloyd Webber.

 

De igual manera, justo hace 20 años, de septiembre de 2000 a marzo de 2001, sucedió algo inimaginable: poder ver en escena al Divo de Linares, Raphael, protagonizando uno de los musicales más exitosos y polémicos escenificados en la Madre Patria y con llenos totales: Jekyll & Hyde, basado en la novela original de Robert Louis Stevenson, estrenado originalmente en Broadway en 1997.

 

En su versión musical, la puesta contó con el trabajo de Leslie Bricusse, en el libreto; y de Frank Wildhorn, en la creación musical que, sin querer, es muy del estilo del baladista que ha llamado la atención del mundo desde hace más de 50 años.

 

El éxito de esta producción fue tal que, en 2002, el también actor de cine repitió la experiencia subiéndose de nuevo al escenario con el mismo montaje, pero ahora en Barcelona y Valencia. Según los cálculos, Raphael realizó alrededor de 324 representaciones con un aproximado de 223 mil 876 espectadores en una sola temporada.

 

La puesta en escena española, en la que Raphael interpretó a ‘Edward Hyde’ y su cara más bondadosa, la del doctor ‘Henry Jekyll’ contó con la dirección escénica de Luis Ramírez; la dirección musical de Juan José García Caffi; y la producción de Nacho Artime.

 

Marta Ribera, Margarita Marbán y Guillermo Antón fueron algunos de los actores que protagonizaron y apoyaron a Miguel Rafael Martos Sánchez, nombre real de Raphael, en su incursión en el género musical, el cual él mismo dijo que, de no haber aceptado, hubiera provocado en él una gran frustración.

 

Quienes hemos tenido la fortuna de ver en escena a Raphael en sus conciertos musicales, sabemos que cada uno de ellos es una cátedra, además de excelencia vocal y musical, de interpretación de cada uno de sus temas. Por lo que su llegada al género teatral musical fue como un anillo al dedo, según la crítica especializada.

 

Incluso, uno de los sellos que caracterizó a esta puesta con tintes de thriller gótico, fue que se hizo “más latina, más fuerte” en su interpretación; haciéndola sumamente espectacular al fusionarse con las voces de los coros, la agilidad de los bailarines, los vistosos vestuarios, las sorprendentes escenografías y los efectos especiales, convirtiéndola hasta ese momento en uno de los musicales más espectaculares que se habían realizado en España.

 

Raphael supo desde el inicio que Jekyll & Hyde sería un proyecto que marcaría su carrera y así sucedió; convirtiéndose este proyecto en un verdadero reto para quienes formaran parte de él en futuras reposiciones, siendo una de ellas la que llevó a cabo de manera reciente el también productor español Tomás Padilla, quien llevó a escena su propia versión a través de su empresa la productora española Theatre Properties; presentándola lo mismo en México como en España, llevando a su elenco original mexicano, siendo el responsable de darle vida a los personajes protagónicos Abel Fernando.

 

Cabe mencionar que esta gira concluyó hace poco, cuyo término ocurrió a consecuencia de la contingencia sanitaria por la Covid19.

 

Para concluir, retomando la puesta de Jekyll & Hyde protagonizada por Raphael, hay que mencionar que la actuación ha sido una de las facetas más destacadas en su carrera; llevándolo también al género de las telenovelas, incluyendo las mexicanas, protagonizando en 1978 Donde termina el camino, una historia de 13 capítulos producida y dirigida por Antulio Jiménez Pons, en donde estuvo acompañado, entre otros, por Lupita Lara, Alfredo Leal, Maricruz Olivier, Lilia Aragón, Gonzalo Vega, Isabela Corona y Alicia Montoya.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

Russian Film Festival

Russian Film Festival