Russian Film Festival

Recibe las noticias en tu correo:

Continúa la lucha por la no desaparición del FIDECINE

octubre 3, 2020

Juan Manuel Encarnación Ramírez | @juanm_ramirez9

El pasado 21 de mayo los cineastas Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón encabezaron el frente que se opone a la iniciativa de la Cámara de Diputados de eliminar el FIDECINE.

 

En dicha reunión, realizada a distancia por la emergencia sanitaria, también estuvieron presentes la directora de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), Mónica Lozano; así como la directora de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (CANACINE), Tábata Vilar Villa; organizada por Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara Baja.

 

En el encuentro, se discutió la disolución del fideicomiso y los efectos adversos que traería consigo si se tomará la decisión de seguir adelante. El coordinador Mario Delgado, de Morena (partido del actual presidente), escuchó atentamente todos los argumentos y datos que los representantes del gremio expusieron.

 

Al final de la conferencia, él mismo publicó en sus redes sociales los acuerdos a los que habían llegado: “En diálogo extraordinario con la comunidad cinematográfica, llegamos a los siguientes acuerdos: 1. El FIDECINE NO desaparecerá; 2. Hacer equipo para plantear estrategias que hagan crecer a la industria; 3. Apoyo a los acuerdos del IMCINE”.

 

El mismo Iñárritu comentó que, no sólo no debe desaparecer el mencionado estímulo, sino todo lo contrario, debería ser dotado del doble de presupuesto del que contaba en ese momento, pues recordaba que cuándo el empezó a filmar Amores Perros, se producían siete u ocho películas al año, estadística que hoy en día ha incrementado a las 200 anuales.

 

Eso es un incremento que del 2 mil por ciento, creo que la industria se lo ha ganado. Independientemente que he tenido la fortuna y el privilegio que no dependo de los fondos gubernamentales, sí he visto cómo esta industria ha crecido en todos los aspectos, no solamente artísticos y técnicos, es una industria que se ha ganado peso a peso el apoyo que se le ha dado”, comentó el director.

 

Al parecer, la resolución no era definitiva. Delgadillo, presidente de la Junta de Coordinación Política, poco más de tres meses después de la asamblea realizada con los representantes de la comunidad cinematográfica del país, arremetió una vez más en contra del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine, aseverando que sería sometido a discusión para evaluar su desaparición.

 

La noche del 29 de septiembre, con 20 votos a favor, 15 en contra y una abstención, se aprobó la reformación de la Ley Federal de Cinematografía, la cual propone la derogación de los artículos 33 al 38. Tales apartados brindan marco legal al FIDECINE.

 

Muchos (increíblemente) celebran la extinción del mismo, aludiendo a qué las comedias románticas (mediocres) que se proyectan en todas las salas del país, son las únicas que se habían beneficiado del Fideicomiso, obviando que desconocen a los cineastas y proyectos que este estímulo ha favorecido.

 

Algunas, porque son bastantes, de las cintas que han se realizado a través del incentivo son: El Infierno, de Luis Estrada; Güeros, de Alonso Ruizpalacios; Heli, de Amat Escalante; Ayotzinapa, El Paso de la Tortuga, de Enrique García Meza; Cómprame un Revólver, de Julio Hernández Cordón; Presunto Culpable, de Roberto Hernández.

 

El dictamen, en el caso específico del FIDECINE, incluye un artículo transitorio que determina lo siguiente: “Se deroga el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine, la recaudación del derecho de cinematografía se destinará al fomento y promoción de la industria cinematográfica nacional”.

 

¿Qué quiere decir esto? Que sí se extingue, pero los fondos permanecen intactos. Sí, así de confuso es. Según lo estipulado, los 224 millones 247 mil 606 pesos con 55 centavos, se destinarán en favor de la producción cinematográfica del país.

 

Es contradictorio (como todo lo que declara y después realiza la actual administración) en su mismo planteamiento. ¿Cómo demonios propones recaudar recursos, a través de la desaparición de fideicomisos, si al mismo tiempo aseguras que el dinero permanecerá intacto?

 

Como es costumbre en la burocracia mexicana, no se ha especificado que mecanismos se pondrán en marcha, ni los protocolos de control de gasto de recursos y selección de proyectos.

 

Si usted está confundido con lo anterior, todavía falta la mejor parte. El veredicto ofrece parlamentos abiertos. En el específico caso del FIDECINE, se llegó al acuerdo de que, durante los parlamentos abiertos, se mantendría e incluso se le asignará una estructura “que permitirá la disponibilidad de recursos en un largo plazo, más allá de un año fiscal, un fideicomiso con estructura si puede ser auditable”.

 

Así como lo lee. Prosigamos. Para cerrar el dictamen, lo hacen de manera magistral. “También se propone que debe haber un parlamento abierto continuo y el dejar de apoyar al cine es dejar de apoyar al empleo de miles de personas durante muchos años por ello se pide se retire la iniciativa de eliminar el FIDECINE”.

 

El veredicto será turnado al pleno de la cámara de diputados para su discusión, y en el dado caso, aprobación.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados

Russian Film Festival

Russian Film Festival