Recibe las noticias en tu correo:

Combinando luchas, llegó la serie Lovecraft Country

septiembre 19, 2020

Luisa Tinajero González | @tinajero_luisa

Basado en la novela publicada en 2016 del autor Matt Ruff, la serie de diez capítulos Lovecraft Country sigue el camino de Atticus Freeman (Jonathan Majors) en la década de los 50, quien después de recibir una extraña carta de su padre (Michael Kenneth Williams), regresa a su hogar en el sur de Chicago. Debe investigar sobre el paradero de su padre con la ayuda de su tío George (Courtney B. Vance) y su amiga de la infancia Letitia (Jurnee Smollett).

 

Para poder localizar el paradero de su padre deberá iniciar un largo y peligroso viaje por Estados Unidos. Durante la travesía se mantienen muy presentes dos elementos de terror diferentes, uno es el terror que ocasiona el hecho de que Estados Unidos estaba en uno de los momentos más racistas en su historia y añadan a las criaturas nocturnas devora humanos que acechan el camino, por lo que, definitivamente, no resulta ser una travesía para nada agradable.

 

La serie, producida por Misha Green, Jordan Peele y J.J. Abrams, se estrenó en HBO el domingo 16 de agosto. Es una mezcla entre el género de terror y ciencia ficción, manteniendo siempre presente la critica social hacía el racismo y la discriminación que aún hoy en día se viven en Estados Unidos. Cada uno de los personajes lidia con su propia lucha interna en una época plagada de prejuicios e intolerancia.

 

Lovecraft Country es una serie donde los monstruos que realmente dan miedo no son los shoggots con sus muchos ojos acechando por el bosque y esperando la noche para atacar, no es el gigantesco Cthulhu con su enorme cabeza de pulpo cuyo rostro está lleno de tentáculos y un par de alas largas y estrechas en la espalda, el verdadero terror está en la conducta humana, los actos de odio y la absurda creencia de superioridad.

 

La brillante Lovecraft Country lucha contra males reales y sobrenaturales en la Norteamérica de Jim Crow, de la década de 1950” dijo Zofia Wijaszka para Awards Watch.

 

El racismo en Estados Unidos ha sido un tema que se ha tratado durante años. Durante casi un siglo se desarrollaron unas leyes conocidas como las “Leyes de Jim Crow”, estas privaban a la población negra de derechos civiles e imponían la segregación de los afroestadounidenses en lugares públicos.

 

Fueron promulgadas en 1876 y se alargaron hasta 1965 bajo el lema “separados pero iguales”. Estas leyes separaban los beneficios sociales según la etnia o el color de piel, principalmente se aplicaban en espacios públicos como escuelas, sanitarios, restaurantes, parques, transporte e incluso el ejército.

 

Desde el primer episodio, el espectador puede darse cuenta que la serie utilizará la violencia racial para construir en ella suspenso y terror, como sucede en las películas de Jordan Peele: Huye! y Nosotros, donde se ponen sobre la mesa aquellos temas que las películas de estos géneros no suelen abordar o no lo hacen a profundidad.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados