Brigitte Broch y su paso por Moulin Rouge

mayo 15, 2020

Fabián Polanco | @fabiancpolanco

Moulin Rouge: Amor en rojo, de Baz Luhrmann, es una de las cintas más recordadas por el público de todo el mundo, gracias al contexto de su argumento, su excelente calidad de producción, y ¿por qué no? por el placer de escuchar y observar a Nicole Kidman y Ewan McGregor interpretar algunos temas del rítmico soundtrack producido para esta cinta.

 

Además, otro de los elementos que obligan a observar esta cinta, que ya se encuentra disponible en varias plataformas digitales, además de DVD para los coleccionistas, es por la participación de Brigitte Broch, artista alemana, pero adoptada mexicana desde hace más de 35 años, quien realizó el trabajo como diseñadora de arte de la cinta, el cual le dio la posibilidad de ganar el Oscar correspondiente a esta categoría.

 

Con varios antecedentes en el cine nacional e internacional, destacando títulos como 21 gramos, Sexo, pudor y lágrimas, Amores perros, Romeo + Julieta, Un embrujo y Homofaber, y en mi paso por la etapa original de El Heraldo de México, hace algunos años, Broch platicó con quien esto firma sobre las satisfacciones que se le presentaron tras ganar esa presea.

 

Tengo frente a mí su Oscar y, tal vez suene tonta la pregunta, pero, ¿Qué se siente?

Bueno, mira, en el momento no se sabe muy bien; como que al principio entre mucho nervio, por la expectativa que genera un acontecimiento de esta magnitud. Pero después da una gran alegría, porque las felicitaciones se sienten cuando vienen del corazón, y hubo muchas gentes que me hablaron y abrazaron, y sentí tanto agradecimiento por tantas muestras de aprecio para conmigo”.

 

¿Cuáles fueron las principales exigencias de Baz Luhrmann, en lo que al diseño de arte se refiere, para el rodaje de Moulin Rouge?

Las exigencias de él para nosotros fueron las mismas que con el resto de los departamentos, desde la fotografía hasta la actuación. Se cuidó hasta el más mínimo detalle en toda la producción, y en lo que al departamento de arte se refiere, Baz tuvo como musa inspiradora a su esposa, y no se les iba ningún detalle.

 

Fueron escenarios con muchos detalles, empezando por el interior del elefante, el salón gótico, la oficina del director del ‘Moulin Rouge’, que se ve muy poco en la cinta, pero te puedo decir que fue uno de los sets más complicados y que se le pusieron mayor cuidado”.

 

Moulin Rouge combinó aspectos modernos con lo antiguo. ¿De qué manera se nivelaron para que uno no le ganara al otro?

Mira, siento que a nivel de decoración todo está muy de acuerdo con la época, pero hubo algunas licencias artísticas que se tomaron con algunos aspectos, como el vestuario, la fotografía, el maquillaje y los peinados. Y lo mismo ocurrió con la música, que le dio a la cinta un toque muy especial”.

 

¿De todos los escenarios de esta cinta, cuál fue su favorito?

El interior del elefante, el cual fue uno de los sets que más trabajo nos costó crear y que, debido a que Nicole Kidman se rompió una costilla ante de iniciar el rodaje, (lo cual le agradecimos enormemente), tuvimos la oportunidad de prestar más atención”.

 

Tomando en cuenta su experiencia en el cine extranjero, ¿Cuál es su apreciación del cine mexicano?

Maravillosa. Hay bastantes películas mexicanas que salen al extranjero, como ocurrió con ‘Amores perros’ y ‘Perfume de violetas’ en su momento, y creo que el cine mexicano no está en auge, sino que está tomando auge”.

Sigue a Filmeweb en Facebook y Twitter.

Relacionados